Ejercicios abdominales: Hipopresivos

hipopresivos

Ejercicios abdominales: Hipopresivos

Alguna vez has oído hablar sobre los ejercicios hipopresivos, pero sabías qué son, cuáles son sus beneficios y cómo practicarlo. En el post de hoy te contamos lo que debes saber antes de practicarlos.

¿Qué son los hipopresivos?

Los hipopresivos son ejercicios de contracción abdominal. Estos ejercicios combinan posturas con ejercicios respiratorios, lo que activa la musculatura profunda abdominal.

Cada cuerpo es diferente por lo que la activación de los músculos dependerá la postura y la capacidad de apnea de cada persona.

¿Cuáles son los beneficios de los hipopresivos?

Entre los beneficios que se pueden obtener de la realización de los ejercicios hipopresivos podemos mejorar problemas de espalda, respiración y ayuda a prevenir hernias discales o inguinales. Realizar estos ejercicios es muy beneficioso sobre todo para el suelo pélvico, lo fortalece y evita la debilidad de los órganos pélvicos. Y también reduce la incontinencia urinaria.

Aunque los ejercicios hipopresivos no están dirigidos a la pérdida de peso, pero si que son un buen complemento para lograr un vientre plano. Fortaleciendo la faja abdominal, sin perjudicar a las lumbares como los ejercicios abdominales clásicos. Si realizamos deporte de impacto, realizar después ejercicios hipopresivos ayuda a la recuperación activa.

Para las mujeres, realizar estos ejercicios post-parto les ayuda a tonificar y recuperar el tono del suelo pélvico y evitar la flacidez excedente.

¿Cómo practicar ejercicios hipopresivos?

Para practicar estos ejercicios existen tres posiciones que activan la musculatura abdominal.

  • Elongación. Se realiza de pie, con los brazos arriba y el abdomen activado.
  • Decoaptación. En posición sentada o de pie, con la columna recta, estiramos los brazos hacia abajo.
  • Inclinación del eje. En posición sentada o de pie. Consistirá en empujar los brazos hacia los lados mientras te inclinas hacia adelante.

La respiración como hemos comentado es fundamental en cada postura. Una vez que estamos en la postura debemos expirar todo el aire que tengamos. Poco a poco nuestra capacidad pulmonar y resistencia irá mejorando.

 

Realizar estos ejercicios es muy sencillo, no importa la condición física, edad o sexo. Puedes hacerlo solo o en compañía, en casa, en el gimnasio o en la playa. Si os ha gustado este post os animamos a leer otros artículos relacionados de nuestro blog.

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.