Carreras de montaña, la nueva moda de l@s runners

Carreras de montaña

Carreras de montaña, la nueva moda de l@s runners

Llevas aficionad@ a las carreras en asfalto mucho tiempo y necesitas un cambio para sentirte activo. Muchos de los corredor@s de asfalto se han adentrado al mundo de las carreras de montaña. En los últimos años ha sido un boom y cada vez más hay nuevos adeptos al trail running. En artículos anteriores hablamos sobre algunos consejos para practicar trail running, a continuación hablaremos de como realizar un entrenamiento de montaña.

En las carreras de montaña no se miden los kilómetros o la velocidad que se lleve, sino la dificultar del recorrido. Tenemos que ser conscientes que correr en asfalto no tiene nada que ver con correr en montaña. La montaña es mucho más exigente, el nivel de dificultad del terreno, los obstáculos, los desniveles y la altitud son factores que hacen que se eleve el nivel del trail running. Si nunca hemos hecho un trail running tenemos que partir de distancias bajas, es decir, 10 – 12km. Cuando ya lleves varias carreras de montaña ya podrás subir los kilómetros de la competición.

¿De qué están formados los entrenamientos para carreras de montaña?

  1. Entrenamiento combinando correr y caminar. Como anteriormente hemos dicho las carreras de montaña no se miden por la velocidad que lleves durante todo el recorrido, sino por la dificultad del recorrido. A lo largo de toda la carrera nos tocará saltar de piedra a piedra, andar, correr, etc, por lo tanto, hay que adaptar el entrenamiento a lo vamos a realizar el día de la competición.
  2. Entrenamiento de alta intensidad (HIIT), mínimo dos veces por semana. El nivel de exigencia de las carreras de montaña es muy elevado, por lo tanto, nuestro cuerpo tiene que estar preparado y ser capaz de todo.
  3. Ejercicios para mejorar el equilibrio. En la montaña los desniveles y los obstáculos son parte del recorrido. Tenemos que pisar muy seguros. Los tropezones, las caídas, etc están a la orden del día en este tipo de carreras.
  4. Ejercicios de estiramientos.
  5. Ejercicios de core. Nos ayudarán a mejorar el equilibrio, nuestra postura a la hora de correr y evita que tengamos lesiones.
  6. Entrenar en terreno técnico (montaña) dos veces por semana. Tenemos que tener entrenamientos que simulen el del día de la competición. No hay que hacer todos los kilómetros de la competición, pero si trabajar el terreno, las piernas tienen que estar preparadas para afrontar subidas y bajadas.
  7. Ejercicios con TRX. El TRX es muy agradecido ya que te permite realizar un sinfín de ejercicios desde cualquier lugar. Si te apetece hacer los entrenamientos en montaña, con el TRX es muy sencillo.

¿Te pica la curiosidad de las carreras de montaña? Es una manera divertida de seguir corriendo, enfrentándote a nuevos objetivos. ¿Te atreves?

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.