Correr, el deporte de masas del que tú también puedes formar parte

correr

Correr, el deporte de masas del que tú también puedes formar parte

Correr es un deporte al alcance de todos. No necesitas mucho equipamiento, solo unas deportivas, unos pantalones y una camiseta de deporte. Puedes hacerlo al aire libre (lo más aconsejable) o en el interior de un gimnasio o donde tengas acceso a una cinta de correr. No importa que nunca hayas corrido, todo el mundo puede hacerlo, empezando desde cero, poco a poco, siendo constante y manteniendo la motivación.

En el siguiente artículo vamos a darte unas pautas para que consigas tu objetivo partiendo desde cero. ¡Vamos!

¿Cómo empezamos a correr?

Caminar

Antes de empezar a correr tenemos que tener la capacidad de aguantar andando varios minutos, hasta llegar a andar 30 minutos sin ningún problema. Comenzaremos marcándonos un objetivo, en tiempo, para cumplirlo y no desmotivarnos. Cada semana aumentaremos 5-2 minutos. Cuando consigamos llegar a los 30 minutos andando, sin problemas estaremos preparados para la siguiente fase.

Correr y caminar

Lo primero de todo nos marcamos un tiempo fijo, pueden ser 10 minutos, 20 minutos, etc. Habrá días que andaremos más y otros correremos más, eso no nos tiene que preocupar, lo que tenemos que conseguir es el tiempo que nos hemos marcado, ya sea andando o corriendo. Comenzaremos corriendo 10 segundos y andando 1 minutos, así hasta que alcancemos los 30 segundos corriendo.

Correr

La tercera fase es la definitiva para llegar el éxito. Esta fase comienza cuando seamos capaces de correr tranquilamente durante 20 minutos. Cada semana se irá aumentado entre 2 y 5 minutos. A partir de este momento solo tienes que ir aumentado los minutos y por lo tanto los kilómetros, según como te vayas viendo. Quien sabe si dentro de uno meses te estas preparando una 10k 😉

Consejos antes de correr

Te damos algunos de consejos para que tengas éxito en cada entrenamiento:

  1. Elige el momento del día que mejor te siente. No tienes porque pegarte el madrugón de la semana para salir a correr, si no te gusta madrugar. Tampoco es aconsejable salir en las horas de más calor ya que nuestra energía disminuye y nos deshidrataremos con más facilidad.
  2. Marca un recorrido. Sobre todo, cuando estemos empezando hay que saber que recorrido vamos a hacer. No es recomendable improvisar, porque puede salirnos bien o podemos dar vueltas y conseguir desmotivarnos.
  3. Analiza tu proceso. Apunta en una aplicación (hay miles) o en una hoja de papel tus tiempos, la velocidad, el tiempo que has estado corriendo y cuanto tiempo andando. De esta manera verás de una manera clara tu progreso y te motivarás si has mejorado y si no, verás que días han sido peores, seguro que tienen explicación.

No hay escusas para quedarse en casa o para decir “yo no puedo”. Todos podemos solo hay que proponérselo.

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.