Kinesiotaping, ¿una técnica útil para nuestra salud?

kinesiotaping

Kinesiotaping, ¿una técnica útil para nuestra salud?

El kinesiotaping o vendaje neuromuscular se ha convertido en una técnica muy extendida por algunos expertos para el tratamiento de lesiones deportivas. Sin embargo, su uso ha sido cuestionado por algunos profesionales de la medicina y la fisioterapia abriendo el debate sobre la efectividad de esta modalidad. Estos son los argumentos de defensores y detractores.

El kinesiotaping consiste en utilizar vendas elásticas de algodón que incorporan una capa de pegamento sobre los músculos buscando tensión y estabilidad. Los especialistas que defienden esta técnica la consideran un complemento de otros tratamientos que forman parte de la recuperación de lesiones, pero lo cierto es que no existe ningún estudio clínico que confirme su efectividad.

Beneficios teóricos del kinesiotaping

Los defensores de este tipo de vendaje esgrimen la importancia del efecto mecánico que la cinta ejerce sobre el músculo y la piel. Estimula el drenaje linfático y la irrigación capilar además de reducir la inflamación. Por último reduce la presión en los neurorreceptores por lo que disminuye el dolor en la zona.

Otro factor a tener en cuenta, es su capacidad de adaptarse al movimiento, mayor que la de los vendajes tradicionales. De esta forma cualquier deportista puede utilizarlo en competición por su elasticidad, resistencia y por ser transpirable. Al colocarse con el músculo estirado se favorece su contracción en el caso de tener problemas con ese movimiento, tanto por inactividad como por una posible lesión.

El kinesiotaping cuenta con muchos profesionales del deporte entre sus defensores. Es habitual ver las vendas de colores en competiciones de élite y a fisioterapeutas profesionales utilizarlo entre sus pacientes. Desde David Beckham a Serena Williams, la lista de especialidades en las que se utiliza ya es interminable.

Los argumentos de los detractores

Los expertos en medicina deportiva consideran que hay pocos beneficios demostrables y que la posible efectividad de la técnica viene muchas veces condicionada por el efecto placebo. Además exista preocupación sobre cómo afecta a la biomecánica del deportista el uso prolongado de estas cintas. Los cambios en los movimientos que formaban parte de nuestro entrenamiento y trabajo habitual pueden suponer otro tipo de lesiones.

El nexo de unión entre defensores y detractores de esta técnica es el color de las tiras. Ambos grupos están de acuerdo en que las diferentes tonalidades de las vendas tienen un objetivo meramente estético y comercial. No existe ninguna relación entre la efectividad del tratamiento o la zona del cuerpo en que se utiliza con los colores utilizados.

Conocidos los argumentos, os toca a vosotros decidir la importancia que le queréis dar al kinesiotaping. No olvidéis consultar a um especialista sobre esta técnica sin dejar el tratamiento principal.

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.