Entrenamiento pre-fatiga o pre-agotamiento. ¿Lo conoces?

Entrenamiento

Entrenamiento pre-fatiga o pre-agotamiento. ¿Lo conoces?

El entrenamiento pre – agotamiento o pre – fatiga tiene como objetivo agotar a un grupo muscular en concreto. Se basa en la realización de superseries, basada en la realización de dos ejercicios consecutivos del mismo grupo muscular o de diferente. El en entrenamiento pre – agotamiento o pre – fatiga, como ya hemos mencionado antes, se trabaja un solo grupo muscular. Con este tipo de entrenamiento conseguiremos ganar más músculo y aumentar el consumo de energía en reposo.

Habitualmente si estamos acostumbrados a realizar ejercicios de fuerza nuestro cuerpo llega a un punto que se acostumbra y no progresa. No conseguimos aumentar nuestra masa muscular, por lo que entraremos en una etapa de desmotivación.

Características del entrenamiento

  • Realizando el entrenamiento pre-fatiga el músculo elegido trabaja el doble. Con ello conseguimos que se canse antes de que nosotros nos cansemos mentalmente.
  • Solo se utiliza este tipo de entrenamiento cuando nos encontramos en un periodo de desmotivación. Cuando vemos que no avanzamos con nuestros objetivos habitual y necesitamos cambiar.
  • Es aconsejable este tipo de entrenamiento para personas que llevan trabajando con peso un largo periodo de tiempo, aproximadamente un año. Aquellos que son principiantes en los ejercicios de fuerza no es aconsejable porque pueden llegar a producirse sobreentrenamiento.
  • Se realizan dos ejercicios del mismo grupo muscular.
  • Las cargas que se cogen son muy altas. Cuando terminamos las series tenemos que sentir nuestros músculos totalmente agotados.
  • Los descansos son mínimos entre repeticiones.

¿En qué se basa el entrenamiento?

El entrenamiento pre – fatiga o pre – agotamiento, se basa en la realización de dos ejercicios seguidos del mismo grupo muscular. El primero de ellos sería un ejercicio de aislamientos y el segundo de estos un ejercicio completo. Cuando realicemos el ejercicio de aislamiento los pesos tienen que ser bajos, que podamos cogerlos sin machacarnos y las repeticiones serán mayores que en el siguiente ejercicio. Una vez terminada las primeras repeticiones de este, sin descansar, pasaremos al ejercicio completo. En el completo pondremos pesos más elevados, para que nuestro músculo se agote, por lo tanto, las repeticiones serán menores.

Entrenamiento pre – fatiga: Ejemplo

Nos centraremos en la parte inferior de nuestro cuerpo, en concreto en los muslos.

  • Ejercicio de aislamiento: 1 o 2 series de extensión de pierna, de 12 a 25 repeticiones.
  • Ejercicio compuesto: 2 o más series de sentadillas, de 3 a 10 repeticiones.

Esperamos que os sirva y podáis ponerlo en práctica para seguir progresando con vuestro cuerpo y alcanzar los objetivos que os marquéis.

 

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.