El fenómeno del Yoga: una práctica milenaria para todos

Yoga

El fenómeno del Yoga: una práctica milenaria para todos

Actualmente el yoga se ha convertido en una de las disciplinas más practicadas en todo el mundo. Nació en Indica hace miles de años, pero es una de las disciplinas que siempre ha llamado la atención por los beneficios que aporta al ser humano, lo que ha hecho que no se haya perdido en el tiempo.

¿Qué es el yoga?

No podemos catalogarlo como deporte, a pesar de que ahora es considerado como tal. Al yoga se le denomina: disciplina. Cuando practicamos yoga estamos trabajan tres aspectos: cuerpo,  mente y alma.

Nos ayuda a cuidar y fortalecer los músculos, pero también nos permite poner un punto de tranquilidad en nuestra vida. Practica yoga relaja la mente, por lo tanto nuestra alma queda libre. Para aprovechar todos sus beneficios tenemos que practicarlo de manera regular. Hay que tomarlo como un hábito más, hacer del yoga nuestra forma de vida.

Sesiones de yoga

Hay muchos tipos de Yoga. Todo depende de lo que estemos buscando, si ejercitar más el cuerpo o la mente. El más practicado, a nivel internacional, es el Hatha Yoga, se caracteriza por ser el más dinámico. Aunque sea el más practicado, también podemos encontrar otros más tranquilos.

Entre los más espirituales está el Kundalini y entre los más exigentes el que se practica en habitaciones con temperaturas muy altas (Bikram).

Como puedes comprobar hay muchas variedades, dependiendo de los tus objetivos y forma física.

Al ser una disciplina tan de moda en estos momentos, muchos de los gimnasios cuentan con clases o también existen miles de centros especializados. Si somos expertos en el tema y conocemos perfectamente las posturas para practicarlo al 100%, podemos hacer nuestra propia sesión en casa.

Una clase de yoga que podemos encontrar en cualquier centro, suele dividirse en tres partes, depende también del profesor que la imparta. Son:

  1. Calentamiento
  2. Sesión
  3. Relajación

La clase completa, con las tres partes, dura entre una hora y hora y media. La primera parte, calentamiento, suele incluir  “El saludo al sol”. Comenzamos a trabajar los grupos musculares, activando el cuerpo y comenzando a tener contacto con el suelo. En la segunda parte, sesión, se realizan las diferentes posturas (asanas), pueden ir variado la dificultad. Por último, la tercera parte, relajación, vuelta a la calma. A lo largo de toda la sesión las posturas van acompañadas de la respiración lo que nos permite mantener un estado de relajación a lo largo de la hora.

Esperamos que te hayamos acercado más a esta disciplina. Ahora solo queda practicarla para comprobar por uno mismo sus beneficios.

Etiquetas:
Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.