El pulsómetro: tu mejor aliado en cada entrenamiento

El pulsómetro: tu mejor aliado en cada entrenamiento

La mayor parte de los deportistas utilizan el pulsómetro para controlar su estado físico durante los entrenamientos. Es una buena herramienta para conocer a qué intensidad estamos trabajando. Alta, media o baja. Esta intensidad la conoceremos basándonos en el nivel de pulsaciones por minutos que alcancemos.

Actualmente tenemos a nuestro alcance diferentes tipos de pulsómetros, desde los más caros hasta los más sencillos. Lo habitual es que las pulsaciones se midan mediante una cinta pectoral, la cual envía toda la información a un reloj o pulsera de actividad. También podemos encontrar en el mercado aquellos relojes y pulseras de actividad que miden las pulsaciones directamente de la muñeca, mucho más cómodos y prácticos.

Para poder trabajar y sacarle el máximo partido a nuestro pulsómetro tenemos que conocer cuál es nuestra FC Max (Frecuencia Cardíaca Máxima), FC en reposo (Frecuencia Cardíaca en Reposo) y FC de reserva (Frecuencia Cardíaca de Reserva), a continuación explicamos cómo obtenerlas:

  • Frecuencia cardíaca máxima: es el mayor número de pulsaciones que tiene una persona en un minuto. La podemos conocer con una sencilla formula:

 

Frecuencia max

 

  • Frecuencia cardíaca en reposos: es el número de pulsaciones que solemos tener antes de realizar un entrenamiento. Aquellas que tenemos en nuestra vida cotidiana, siempre en situaciones tranquilas, cuando no estemos estresados, ni ansiosos. Lo más aconsejable es tomarla a primera hora de la mañana.

 

  • Frecuencia cardíaca de reserva: diferencia entre la FC Max y la FC en reposo. Es la oscilación que podemos tener entre el pico de pulsaciones más alto que nuestro cuerpo puede alcanzar y el nivel de pulsaciones que tenemos en reposo.

Frecuencia

 

Conociendo estos datos podremos saber a qué intensidad entrenamos, 60% – 75%/ 75% – 85% o +85%. En cada uno de estos intervalos se trabajan aspectos diferentes.

pulsómetro

 

En la primera franja de intervalos se trabaja el mantenimiento físico, ideal para aquellas personas que quieren perder grasa; en la segunda franja el entrenamiento aeróbico; por último, en el tercer intervalo solo los deportistas profesionales lo alcanzan, ya que son unos niveles de pulsaciones muy elevados cercanos a nuestra máxima.

Ventajas de usar pulsómetro

  1. Controlamos en todo momento el nivel de intensidad que queremos llevar.
  2. Tenemos un registro del número de calorías quemadas en cada entrenamiento.
  3. Es una fuente de motivación. A través del pulsómetro podemos controlar si hemos alcanzado nuestros objetivos ya que tenemos una monitorización a tiempo real de todos nuestros entrenamientos.
  4. Contamos con un entrenador personal, que nos personaliza todo.
  5. Es ideal para preparar competiciones y cumplir todo el día de su celebración.

 

Como podéis ver el pulsómetro es una aliado para vuestros entrenamientos. Os permitirá conocer de primera mano los detalles sobre vuestro entrenamiento, además de aportaros motivación a la hora de salir para poder dar el 100% de vosotros.

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.