Lección de deportividad del CHVNG Cadete Femenino

chvng-cadete-femenino

Lección de deportividad del CHVNG Cadete Femenino

Los pequeños gestos distinguen a las grandes personas. La plantilla del CHVNG dio una lección de respeto al equipo contrario, con sólo seis integrantes disponibles, sentando voluntariamente a una de sus jugadoras para que el partido se disputase en igualdad de condiciones.

El encuentro fue un ejemplo para todos. Por una parte, el Club Handbol Sant Andreu de la Barca no renuncio en ningún momento a disputar el partido pese a no poder contar con su equipo al completo. Son necesarias grandes dosis de valor y motivación para competir en cualquier deporte sabiendo que partes desde el inicio con desventaja numérica. Por su parte, el Club Handbol Vilanova i la Geltrú decidió responder la actitud positiva de sus oponentes pensando en el juego limpio y renunció a la ventaja numérica. De esta forma demostró que valoraba jugar un partido lo más justo posible por encima de obtener un buen resultado. Sentar voluntariamente a una jugadora suponía que habría menos tiempo de juego a repartir entre toda la plantilla, pero merecía la pena el esfuerzo.

Los valores que se aprenden día a día en el deporte de formación favorecen que se den situaciones como esta dentro y fuera del campo. El CHVNG puede estar muy orgulloso de que sus jugadoras den más importancia a las personas que a la excelente temporada que están realizando.

¡Gracias por enseñarnos el camino!

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.