Ejercicio postparto y la recuperación después del embarazo

ejercicio postparto

Ejercicio postparto y la recuperación después del embarazo

Con el embarazo llega una etapa ilusionante y repleta de cambios. El organismo de la mujer se ve afectado por alteraciones hormonales, anatómicas y emocionales. Una vez llegados al periodo de lactancia, muchos de esos cambios aún siguen presentes, por eso, debemos seguir algunas pautas si se tiene la intención de retomar la práctica de algún tipo de deporte o ejercicio postparto.

A la hora de comenzar a practicar deporte tras el periodo de embarazo, hay que tener en cuenta el estilo de vida que se ha llevado durante la gestación. La vuelta al ejercicio resultará más fácil si los hábitos han sido saludables que si, por el contrario, se ha llevado un estilo de vida sedentario.

Los desequilibrios musculares son muy frecuentes en el periodo postparto y volver a realizar una actividad física gradual y progresiva, ayudará a conseguir el estado de forma que se tenía antes del embarazo.

Sin duda, uno de los objetivos principales que hay que marcar si queremos empezar con la práctica de ejercicio postparto es trabajar en la recuperación de la musculatura de ciertas zonas:

  • La pared abdominal tiende a sufrir una distensión que hay que corregir.
  • El suelo pélvico es una zona afectada por la pérdida de tono muscular.
  • La zona posterior del tronco y la zona lumbar, se resienten durante el embarazo y su musculatura languidece.

 

¿Qué tipo de ejercicio postparto se debe llevar a cabo?

Antes de nada, conviene consultar con tu ginecólogo el estado actual y si es aconsejable comenzar algún tipo de actividad física o ejercicio posparto. Se recomienda que no se exceda de las tres sesiones máximas por semana.

Algunos de los mejores ejercicios que se pueden realizar son:

  • Pilates y estiramientos diarios para reforzar el suelo pélvico.
  • Bodypump, bodybalance o trabajo abdominal para la tonificación muscular general.
  • Trabajo aeróbico controlado en el que no sufran las articulaciones y nuestro ritmo cardiaco no se eleve demasiado: caminar, elíptica, natación, ciclismo a baja intensidad…

 

Como podrás observar, el ejercicio postparto complementa con una indudable eficacia el proceso de recuperación del tono muscular, favoreciendo la regeneración de fibras, eliminación de la retención de líquidos y facilitando la consecución del peso ideal para nuestro cuerpo. La fuerza de voluntad y el tesón se tienen que convertir en tu mejor aliado para no dejarse vencer por la desidia y la pereza. Los resultados llegarán pronto y tu salud te lo agradecerá.

Desde Agrupació queremos remarcar la importancia de llevar una vida saludable donde el deporte juegue un papel protagonista.

 

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.