CrossFit: descubriendo el deporte de moda

CrossFit

CrossFit: descubriendo el deporte de moda

El CrossFit se entiende como una serie de ejercicios funcionales (burpees dobles, burroll, squat pistol, flexiones de araña, abdominales V, marcha rusa con salto y extensión en plancha) realizados a una alta intensidad que aumentan nuestra fuerza, flexibilidad y estabilidad.  Esta amalgama de ejercicios se extrae de disciplinas tales como la gimnasia, la halterofilia o el entrenamiento militar, de entre las que se seleccionan técnicas aplicables a la vida diaria diseñando múltiples combinaciones para generar una experiencia deportiva exigente, pero que aporta grandes beneficios. Las clases son grupales, lo que desarrolla un sentimiento de camaradería y motivación. Todo ello conformará un plan perfecto para trabajar las diez capacidades físicas generales: coordinación, resistencia energética, flexibilidad, potencia, equilibrio, precisión, velocidad, agilidad, resistencia cardiovascular y  fuerza.

¿Qué diferencias encontrarás respecto a un gimnasio tradicional?

Cuando decidimos apuntarnos a un gimnasio tradicional, lo hacemos con unos objetivos concretos: perder peso, ganar músculo, aumentar resistencia, conseguir fondo… La mayoría de las personas acuden en solitario, aunque alguna vez puedan ir acompañadas y realizar ejercicios que impliquen la ayuda de otra persona. También existen clases grupales a las que podemos apuntarnos y practicar ejercicios concretos con más personas en la sala. Dependiendo de los progresos que obtengas, tu motivación será mayor o menor y puede que la sala de máquinas o las clases dirigidas terminen agotando tus energías por resultar algo rutinarias.

Las diferencias más notorias entre el CrossFit y un gimnasio al uso son:

 

  • Durante la sesión de CrossFit tendrás entrenadores cualificados enseñando y corrigiendo tu técnica en todo momento, además de motivarte para que des el máximo de ti en cada entrenamiento.

 

  • Cada clase tiene entre 5 y 20 participantes. Entrenar en grupo te ayuda a motivarte, esforzarte más y superarte día a día.

 

  • Estarás constantemente aprendiendo nuevos movimientos.

 

¿Quién puede practicar CrossFit?

Si echamos la vista atrás, este tipo de entrenamiento era muy conocido como sistema de preparación física para militares, deportistas de élite y cuerpos de policía en todo el mundo.

Actualmente, el CrossFit se ha extendido por numerosos países y se ha abierto camino en la rutina de miles de usuarios. La aplicabilidad de los ejercicios a cualquier estado de forma y edad favorece su implantación en cualquier ciudad como alternativa a los gimnasios. El método se centra en trabajar segmentando por niveles de intensidad en función de cada individuo, pudiendo adaptar pesos, frecuencias e intensidades en los ejercicios.

En resumen, todo el mundo puede realizar CrossFit si se regula el entrenamiento a las necesidades y condiciones físicas de cada persona.

 

Teniendo claro en qué consiste este tipo de deporte, la decisión de apuntarte a un gimnasio o a un centro especializado en CrossFit dependerá de tus preferencias, pero elijas una cosa u otra, sobre todo…

¡Practica deporte!

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.