Sesión matinal y victoria: ¡Feliz Navidad! (Diario del BAM infantil VI)

Castellar CB - BAM (1)

Sesión matinal y victoria: ¡Feliz Navidad! (Diario del BAM infantil VI)

CASTELLAR CB 48-BAM 58

Todos los padres lo saben: los sábados son días sagrados para descansar hasta que los hijos comienzan a hacer deporte de competición. Antes de que esto ocurra, se puede desayunar con calma con la familia, leer el periódico, ir al mercado a comprar víveres o regar las plantas. Pero cuando los niños juegan partido, los planes son otros. ¿A qué hora quedamos? ¿Cuántos coches hay? ¿Hay alguien lesionado? ¿Somos suficientes? Niño, ¿has cogido la camiseta blanca? ¿Y la toalla? No, el agua te la coges tú, que ya eres mayorcito…

Hay sábados de juzgado de guardia. Todavía no has empezado a disfrutar del fin de semana y el despertador suena mucho antes de que un día laborable, pongamos a las seis y media. A las siete en el BAM, a las ocho en Castellar del Vallès. Último partido de la fase previa, el segundo puesto en juego. No hay nada que provoque más rabia que darse el madrugón y que la sesión matinal de baloncesto sea un desastre. Si el equipo se esfuerza y pierde, aplaudes: “ánimos, chicos, la próxima vez ganaremos” y todas esas cosas. Si el equipo no despierta, te subes por las paredes de la pista de turno, se te queda cara de bobo y para casa… normalmente mucho más enfadado y con mucha menos voz que los niños. Si ganan y se esfuerzan, uno da la madrugada por buena y hala, menos mal, segundos del grupo por detrás del IPSI, con cuatro victorias y cuatro derrotas, con mucho trabajo por delante de cara a enero y feliz Navidad.

BAM, ¡despierta! Y el BAM infantil despertó a la hora, al minuto cero. Una buena actuación colectiva (tampoco para tirar cohetes, ¿eh?…que los chicos no se confíen) encabezada en ataque en la primera parte por Samuel Micha (11 puntos al final del partido) y por Adrià Rubio en la segunda (12 en total), con una buena aportación de todo el equipo, especialmente de Sergi Comas y de Joan Fort, además del esfuerzo de Alan Escolà (aún en fase de adaptación) bajo los tableros.

Alex Blanco (BAM)Esta vez, el BAM fue regular y eléctrico a ratos. De acuerdo, el equipo de Xavi Paredes sigue teniendo sus altibajos, pero esta vez no viajaron en montaña rusa. Al final 48-58 y buenas vibraciones.

Curiosamente, si hubiera premio al mejor jugador del partido, este humilde blog se lo daría a Alex Blanco. El número 14 del BAM, que se quedó a un punto (9) de hacer un doble-doble, después de coger 10 rebotes. Su racha de cara a canasta al inicio del partido fue desastrosa. Pero Alex no se rindió, ni los compañeros dejaron que se rindiera. Ni los entrenadores. Al final, buenos números y un aplauso. Esto es lo que se supone que es un equipo.

Ahora, la fase previa ya es historia. Ahora sólo queda esperar que la Navidad se acabe pronto y los padres podamos volver a madrugar todos los sábados que sea necesario. Faltaría más.

FV

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.