¿Cómo influye la Creatina Quinasa en tu entrenamiento?

Musculación

¿Cómo influye la Creatina Quinasa en tu entrenamiento?

Correr o realizar ejercicios con peso puede producir daños musculares en nuestro cuerpo. Para detectar y controlar el nivel de esfuerzo y los perjuicios que podemos causar a nuestro organismo está la Creatina Quinasa (CK) o Creatina Fosfoquina (CPK). Se encuentra en la sangre y se nivel aumenta cuando el ejercicio es muy intenso y pudiendo dejar pequeñas secuelas para nuestra salud.

¿Qué es la Creatina Quinasa?

La Creatina Quinasa (CK) es una enzima presente de manera natural en nuestro cuerpo. Además de en los músculos esqueléticos, también está presente en el corazón, el cerebro y otros tejidos.

Esta enzima interviene en la generación de energía de nuestros músculos, por ese motivo, se libera en mayor cantidad cuando exponemos al cuerpo a un gran estrés físico.

 

Causas del aumento de Creatina Quinasa

Los niveles de Creatina Quinasa (CK) en sangre aumentan en diferente cantidad en función de nuestro sexo, edad u otros factores.

Además de nuestras propias características físicas, algunas de las causas que hacen que los niveles de CK se eleven son:

  1. Destrucción de los músculos esqueléticos por un proceso anormal.
  2. Ejercicio intenso. Este ejercicio puede ser breve pero intenso o largo y con una intensidad media-baja.
  3. Cirugías prolongadas.
  4. Infarto agudo de miocardio.
  5. Trombosis.

 

Niveles en sangre de Creatina Quinasa

Los valores normales de CK oscilan entre 22 y 200 U/L (unidades de actividad enzimática por cada litro de sangre). Cuando se realiza ejercicio de manera regular nuestro nivel en sangre estará más cercano a 200 U/L, incluso llegando a superar ese valor.

Debemos preocuparnos cuando supere los 300 U/L. En ese momento tendremos que acudir a un especialista y reducir la carga y volumen de entrenamiento.

Hay que tener en cuenta que el pico más alto de nivel de Creatina Quinasa (CK) en sangre se experimenta horas después de realizar el entrenamiento y dura entre 48 – 72 horas hasta que se restablecen nuestro valores normales y no tan altos.

 

Conclusión

Recuerda que todos los excesos de ejercicio físico son malos para nuestra salud. Además de lesiones podemos adquirir otros daños para nuestro cuerpo. Entrenar todos los días como si nos fuera la vida en ello no es bueno, en el equilibrio reside la perfección. Combinar entrenamientos de alta – media – baja intensidad y de diferente duración hará que nuestra salud lo agradezca y continuemos llegando a nuestras marcas.

 

 

Etiquetas:
Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.