Correr una 10k: Tercera parte

correr

Correr una 10k: Tercera parte

Cerramos el capítulo de Correr una 10k, con la última entrega Correr una 10k: Tercera parte. En esta última parte daremos una serie de tips de cómo afrontar la carrera, horas de sueño, pre – entrenamientos, alimentación, ropa, etc. Comenzamos.

Ya no queda nada para el ¡Gran día!. Hay que demostrar todo lo trabajado, durante el periodo de preparación, y ver los resultados.

Antes de la carrera, incluso la semana anterior, hay que tener en cuenta muchos factores para que el mismo día no nos pille nada desprevenidos.

Descansar

Las horas de sueño previas al día de la carrera son vitales. Es importante que las semanas anteriores, sobre todo 24 horas antes de la carrera, se esté bien descansado. Se recomienda dormir mínimo 8 horas diarias y el día previo incluso 9. No es recomendable dormir durante el día, sino guardar todo el sueño para la noche, de esta manera evitaremos interrupciones en el sueño.

¿Entrenar o no entrenar?

Esta pregunta se la hace la mayoría de la gente. ¿Qué es lo mejor?. La respuesta es, ni una ni la otra opción. Se aconseja que el día anterior a la carrera no se entre con la intensidad que se ha estado haciendo, pero sí que puede ser una buena opción salir a trotar relajadamente. Conseguiremos liberar tensiones, aumentar nuestra seguridad y calentar los músculos. No es bueno, ni permanecer el sofá durante todo el día, ni darlo todo el día antes, podemos lesionarnos el día de la carrera, además de no tener las suficientes energías.

Alimentación

El desayuno previo a la carrera tiene que ser el que habitualmente tomamos. Es mejor no experimentar con recetas nuevas, ya que no sabemos cómo le va a sentar al estómago. Mejor evitar imprevistos.

También son importante los tiempos. Hay que dejar que nuestro cuerpo pueda realizar la digestión con tranquilidad, es decir, desayunar unas 2 – 3 horas antes de salir de casa.

Ropa

Con la ropa sucede algo similar que con el desayuno. Se recomienda no experimentar, con ello nos referimos a estrenar ropa nueva. Al correr durante un periodo tan largo de tiempo, la ropa nueva puede llegar a hacernos rozaduras, que nosotros no hubiéramos pensado. Por ello, es mejor vestir con la que habitualmente se entrene, la ropa está adaptada a nuestro cuerpo y no hay problemas de molestias o heridas.

Estiramientos

Tanto antes como después de la carrera , es importante estirar y calentar los músculos. Lanzarnos directamente a correr tantos kilómetros puede ser perjudicial para nuestra salud muscular. Exponer al cuerpo a tanto ejercicio hace que forcemos los músculos más de lo habitual. Si estiramos antes, evitaremos lesiones posteriores y si estiramos después, relajaremos los músculos lo que favorecerá para las agujetas posteriores.

Hora de la carrera

A la carrera no hay que llegar los 5 minutos antes, normalmente acude mucha gente, y pueden llevar al caos. Hay que ser previsores e ir 1 hora antes. Este tiempo nos puede servir para ir al servicio, acudir a la taquilla a dejar nuestras pertenencias, calentar los músculos y buscar nuestro cajón correspondiente al tiempo en el que realicemos la carrera.

No queremos que los nervios nos jueguen una mala pasada. Es mejor tener tiempo de sobra para ver el ambiente, disfrutarlo, encontrarte con caras conocidas y respirar profundamente. Y por último solo quedará ¡correr!

Con este último post terminamos el capítulo de Correr una 10k. Podéis consultar las partes anteriores: Correr una 10k: Primera parte y Correr una 10k: Segunda parte.

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.