Body Pump: Pesas y aerobic se unen en una sola sesión

body pump

Body Pump: Pesas y aerobic se unen en una sola sesión

El Body Pump es una disciplina que gana adeptos cada día, pues permite trabajar todo nuestro cuerpo, obtener un buen tono muscular y perder algunos kilos por medio de entrenamientos amenos y realizados en grupo.

¿Qué es el Body Pump?

Consiste en la combinación de ejercicios de aerobic con el levantamiento de pesas. Normalmente se realiza en sesiones de 45 minutos dirigidas por un monitor y amenizadas por un programa musical, en el que cada canción suele asociarse al trabajo de un grupo muscular. En cada sesión se activan los principales grupos musculares del cuerpo, lo que nos hace quemar gran cantidad de calorías al tiempo que tonificamos y ganamos volumen de forma general.

¿Con qué frecuencia debo practicarlo?

El Body Pump no es una actividad para practicar de forma discontinua. Si queremos ver unos mínimos resultados es recomendable realizar inicialmente al menos dos entrenamientos por semana. Cuando nuestro cuerpo se adapte a la rutina de trabajo, una tercera sesión nos permitirá progresar más rápidamente.

¿Quién puede hacer Body Pump?

En principio no hacen falta unos requisitos iniciales para la práctica de esta disciplina. Los movimientos que se realizan son bastante sencillos, y no se estructuran en coreografías que deban aprenderse o requieran una elevada destreza o coordinación. Tampoco es necesario tener un gran estado de forma previo ni está recomendado para una determinada edad. En función de las circunstancias de cada persona se puede graduar la intensidad de los ejercicios y el peso utilizado en cada uno. En todo caso, y por su carácter de entrenamiento completo e intenso, podría no ser la mejor opción para mujeres embarazadas o niños menores de 15 años.

Ventajas e inconvenientes

Entre las principales ventajas del Body Pump podríamos destacar su carácter social, competitivo y divertido. Se trabaja en grupo, con música, y en un sano ambiente en el que podemos medirnos con nuestros compañeros. Además, su rápido ritmo y la variedad de los ejercicios hacen imposible aburrirnos en una sesión.

Entre los inconvenientes –por señalar alguno- cabría mencionar que es un entrenamiento al que debemos acostumbrarnos paulatinamente, especialmente si nuestro tono físico al inicio no es muy bueno. Las sesiones son exigentes y se trabaja una gran variedad de grupos musculares, y si empezamos con una intensidad por encima de nuestras posibilidades podemos agotarnos e incluso lesionarnos. Debemos intentar trabajar al límite sin sobrepasarlo, y apoyarnos en el monitor a la hora de elegir los pesos adecuados a nuestro cuerpo. Un mes de Body Pump no arreglará años de inactividad, pero si somos constantes veremos muy pronto los resultados en el espejo. ¿Te animas?

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.