HIIT, aumenta la intensidad de tus entrenamientos con esta rutina

hiit

HIIT, aumenta la intensidad de tus entrenamientos con esta rutina

En el camino para ponerse en forma vamos superando barreras y adquiriendo mejores condiciones físicas. En ese momento nuestro cuerpo nos pide subir el nivel para ponernos a prueba. Esa es la oportunidad para probar la rutina de entrenamiento HIIT.

El High Intensity Interval Training (HIIT) es un entrenamiento cardiovascular de alta intensidad que puede practicarse en gimnasios o al aire libre. Su duración puede ir desde apenas cinco minutos a sesiones que llegue a la hora. Antes de probar esta dinámica es fundamental tener una buena condición física de base. Ni podemos comenzar un programa de ejercicios que incluya el HIIT sin una anterior trayectoria en la que hayamos desarrollado nuestras capacidades ni esta debe ser la primera rutina que realicemos al apuntarnos a un gimnasio. Es necesario recorrer una serie de pasos antes de pedirle a nuestro cuerpo que trabaje a este nivel.

Beneficios del HIIT para nuestra salud

Hemos comentado antes que el HIIT, por sus características, está catalogado como una actividad cardiovascular. El nivel de esfuerzo es alto por lo que equivale a largas sesiones de bicicleta, atletismo o natación. Para superar el punto a partir del que comienza la quema de grasa no son necesarias largas sesiones. Pese a ello, si te planteas esta actividad para perder peso, recuerda que debes estar en buena forma.

La gran variedad de ejercicios que se realizan permite desarrollar todos los grupos musculares. El HIIT no tiene como objetivo la musculación, pero su alta intensidad influye y tonifica nuestro cuerpo. No se observarán cambios físicos notables, pero se ganará fibra muscular, agilidad, flexibilidad y coordinación. Encontrarás similitudes con el Crossfit.

Rutinas del HIIT

Los diferentes ejercicios que componen una rutina de HIIT son los habituales de otros entrenamientos en gimnasio con mayor intensidad en su realización y menos descansos en los mismos. Trotar elevando rodillas, repetir esto mismo en el suelo, sentadillas, burpees…todo a un ritmo muy alto y con descansos muy cortos.

Cómo encajar el HIIT en tu plan de entrenamientos

Es recomendable dejar un día de descanso tras la práctica de una actividad tan intensa. Esto no quiere decir que no practiques deporte. Es suficiente con buscar un ejercicio de menor intensidad que intercalar para aumentar la variedad y diversión de tu plan para ponerte en forma.

Para evitar lesiones, aunque el HIIT puede practicarse en cualquier parte, el asesoramiento de un experto te ayudará a no cometer errores y controlar tus esfuerzos hasta que tengas todo completamente dominado. Consultar e ir paso a paso te ayudará a cumplir tu objetivo final.

¡Ponte en marcha y descubre de lo que eres capaz!

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.