Aero yoga: practica yoga en las alturas

Aero yoga

Aero yoga: practica yoga en las alturas

Las modalidades deportivas se reinventan cada día buscando formas originales y divertidas de mantenernos en forma. Entre las nuevas actividades que combinan cuidado de la salud y ocio ha surgido con fuerza el aero yoga. Te contamos en que consiste.

El Aero yoga, conocido en inglés como anti-gravity yoga, nos permite despegarnos del suelo, poner a prueba nuestro equilibrio adaptándonos a la libertad de movimientos que estar suspendido en el aire implica y, además, trabajar elasticidad y fuerza.

¿Cómo se practica el aero yoga?

La seguridad es importante por lo que debes practicarlo acompañado por un experto y en una zona especialmente preparada. Practicaremos posturas inspiradas en el yoga o el pilates, pero nuestra diferente posición y la situación en la que nos encontremos harán que tengamos que cambiar nuestra percepción adquiriendo más control sobre nuestros movimientos.

Los columpios están confeccionados con materiales flexibles. Se adaptan sin problema a tu forma y a las diversas posturas que realices. Pueden tener estribos para facilitar el agarre y están adaptados para soportar grandes pesos por lo que podemos despreocuparnos de posibles caídas y concentrarnos en el ejercicio.

Las sesiones de aero yoga duran entre 45 y 60 minutos y se dividen en diferentes niveles de dificultad. Lo importante son las ganas de aprender y divertirse, tu cuerpo se irá adaptando a esta modalidad poco a poco.

¿Qué beneficios tiene el aero yoga?

Los beneficios del aero yoga son múltiples. Se trata de un ejercicio versátil que no implica un gran esfuerzo cardíaco por lo que se adapta a todas las edades y estados de forma.

El aero yoga tonifica nuestros músculos y nos permite conocer mejor nuestro cuerpo. Esta técnica se utiliza también en rehabilitación por los beneficios mentales que tiene, nos relaja y mejora nuestra concentración. Se reactiva la circulación sin alcanzar una alta intensidad cardíaca. Se mejora la elasticidad y se potencian los movimientos naturales que a veces están restringidos por el suelo en el yoga tradicional.

¿Por qué debo probar el aero yoga?

Incorporar un nuevo ejercicio nos sacará de la rutina ampliando de esta forma la variedad y la diversión. El aero yoga es, por tanto, un soplo de aire fresco para nuestros entrenamientos.

Despliega tus alas y dale una oportunidad a esta interesante variedad de yoga.

Etiquetas:
Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.