Salud dental y su relación con las lesiones en deportistas

salud dental

Salud dental y su relación con las lesiones en deportistas

Tanto los deportistas profesionales como los aficionados debemos extremar nuestra salud dental. Además de las consecuencias propias que las enfermedades bucales conllevan, este tipo de dolencias pueden favorecer la aparición de lesiones musculares que afectaran a nuestra salud y rendimiento deportivo.

Esta relación directa que hasta ahora formaba parte de la sabiduría popular dentro de la medicina deportiva ha sido ya confirmada por varios estudios. Entidades como el FC Barcelona o el AC Milán han llegado a desestimar o condicionar fichajes por problemas dentales ya que estos desencadenarían una serie de contratiempos que restaría rendimiento a la incorporación y el exfutbolista Ronaldo Nazario siempre ha afirmado que sus problemas físicos se corrigieron al tratar sus problemas dentales.

¿Cuáles son las enfermedades bucales que provocan estos problemas?

La maloclusión, el mal contacto entre las partes superior e inferior de la mandíbula, puede derivar en problemas nos sólo faciales sino también en desviaciones la columna vertebral y en las extremidades inferiores con esguinces surgidos por el desequilibrio en la parte superior del cuerpo.

Las caries, una de las enfermedades más habituales y que supone la destrucción de las piezas dentales debido a la presencia de unas bacterías denominadas cariógenas que se adhieren al diente provocando su erosión, suponen un desequilibrio físico para el resto del organismo. La aparición de las bacterias cariógenas y su interacción en el torrente sanguíneo, facilita la aparición de lesiones a nivel muscular, tendinoso y articular. Además, se provocan contracciones a nivel muscular debido a la reacción ácida que provoca un desfase de ión cálcio. Es importante recordar que la práctica deportiva supone un incremento del ritmo cardíaco y por tanto del torrente sanguíneo lo que implica facilitar la distribución de la bactería y las zonas del cuerpo dónde desarrollarse infecciones.

La prevención es nuestro mejor aliado

Cuidar nuestra higiene bucal y visitar a nuestro dentista periódicamente, no sólo preocupándonos del diente sino también de la encía ya que el sangrado es un problema muy habitual entre los adultos y muchas veces ignorado, para evitar que cualquier enfermedad bucal se desarrolle. Reducir el consumo de productos azucarádos y utilizar, además del cepillo y pasta de dientes, el hilo dental y los enjuagues bucales para evitar la aparición de las bacterías.

Darle importancia a nuestra salud dental supone cuidar nuestro bienestar y evitar problemas que nos pueden apartar del deporte por un tiempo. ¡Visita a tu dentista y cuídate!

Sin Comentarios

Dejar comentario

Al publicar un comentario en el blog entendemos que aceptas las condiciones de moderación del blog.